Como comentábamos en la entrada anterior, al intentar descargar cualquier tipo de contenidos, podemos descargarnos, sin querer, ficheros ejecutables que pueden contener virus. Algunos no se instalarán si tenemos un poco de cuidado, pero otros pueden ser más peligrosos porque no habrá ningún aviso. Por eso vamos a enseñaros a reconocerlos.

Los rojos son los malos pero no están todos los que son.

Los rojos son los malos pero no están todos los que son.

Para diferencias los distintos de archivos, tenemos que fijarnos en la extensión del fichero. Todos los ficheros que tenemos en el ordenador terminar con un punto y unas letras. Por ejemplo: foto984563ysubiendo.jpg, peliculasinderechos.avi, cancionquenoesderamoncion.mp3.

.jpg, .avi y .mp3 son la extensiones y sirven para que el ordenador sepa con qué programa tiene que abrirlos.

Si no ves la extensiones, antes de continuar, mira esta entrada donde, paso a paso y con un montón de fotos, podrás configurarlo.

En estos casos tenemos una foto, una película y una canción respectivamente. Estos ficheros son seguros porque usarán los programas que tengamos para verlos (hay que tener cuidado con las películas que nos podrían pedir que ejecutemos algo más. Sólo hay que decirle que no), pero hay otros que se encargan de instalar programas o ejecutar código que puede hacernos mucho daño.

Ahora explicaremos los más frecuentes. Pero lo mejor es que, ante la duda, busquemos en Google, o cualquier otro buscador, si el fichero que quieren que nos descarguemos es seguro.

.EXE

Estos son lo más comunes pero no los peores ya que Windows nos da un aviso antes de instalarlos. Es el tipo de archivo que se encarga de instalar o ejecutar programas y no será malo si de verdad nos estamos bajando un programa y es de toda confianza. En otra entrada hablaremos de como bajar programas de forma segura.

.MSI

Con este hay que tener muchísimo más cuidado. Este tipo de archivos pueden hacer la instalación de un programa de forma desatendida, es decir, no tiene por que avisarnos ni pedir confirmación. Muy, pero que muy, seguros tenéis que estar del programa que vais a instalar para hacer doble click en uno de estos.

.BAT y .CMD

Puede que este sea el peor de todos, no porque sea el más dañino sino porque son muy fáciles de hacer. Nunca, nunca, nunca jamás, aceptes un fichero .bat de una amigo graciosillo (y si eres uno de ellos, no uses esto para hacer el mal). Estos ficheros contienen instrucciones ejecutables por Windows y permitiría copiar archivos de un sitio a otro, borrarlos o vaciar carpetas enteras. Según si tu usuario es administrador o no, puede hacer más o menos daño.

.SRC

Esta extensión es importante mencionarla porque a muchos les encanta personalizar todo lo que les rodea: su habitación, la oficina, la baldosa en la que espera su turno en la cola del banco… y, por supuesto, el ordenador. Los .src son el tipo ficheros que te descargarás para instalar un nuevo protector de pantalla. Es un archivo ejecutable que podría hacer mucho más que mostrar una pelota rebotando.

Estos son los más comunes, pero son tantos que se podría escribir un libro. En la siguiente página hay una buena lista:

http://www.puertosabiertos.com/es/extensiones-de-archivos-peligrosos-correo-electronico.htm

Continúa en Evita publicidad y enlaces peligrosos con un simple programa. Bajar música o películas de forma segura (III)