La mayoría de los virus entran en tu ordenador gracias a ti. Tú te encargas de ejecutar un programa que permite a éste instalarse. Es lo más típico pero también lo más fácil de evitar prestando atención.

Esto suele ocurrir mucho en las páginas para descarga de películas. Buscamos un enlace para descargar algo y, en vez de bajar un fichero de vídeo, bajamos un fichero ejecutable que son los que pueden contener virus.

En otra entrada veremos como detectar los ficheros ejecutables, pero empecemos por lo más fácil: usar la advertencia de Windows.

Supongamos que queremos descargarnos una película antiquísima, que ya no se encuentra en DVD y que, por supuesto, no tiene derechos de autor. Entramos en una página, pinchamos un enlace para bajarla y, sin saberlo, descargamos un archivo ejecutable y hasta le damos doble clic.

¡AHHHHH LA HE LIADO!!

¡Traquilidad! No pasa nada (normalmente). Antes de que el programa se ejecute de verdad, Windows nos da un aviso (casi siempre). Que sí, que lo más fácil es decirle que sí a cualquier ventana que salga y que todo que tenga un “!” da miedo de leer, pero está en español y tiene pocas letras.

advertencia de windows

Esta es la ventanita que saldría. Nos pregunta si queremos instalar el programa y, a no ser que estemos instalando un programa de verdad, debería estar en nuestra cabeza con el símbolo de peligro y darle a no o cancelar (puede ser un poco diferente en cada versión de Windows) siempre que aparezca.

Continúa en Reconocer los archivos peligrosos. Bajar música o películas de forma segura (II)